El Putumayo – la meca del Sacha Inchi

IMG_3473 (1)

Este fin de semana viajamos al Putumayo para visitar algunos cultivos de Sacha Inchi y conocer todos los procesos relacionados a la cadena de valor de este producto. Nuestro guía fue Pedro, quien es uno de los pioneros en promover este cultivo en Colombia.

Hoy hay aprox. 80 Ha de Sacha Inchi en el Putumayo. Lamentablemente esto representa una baja en comparación de hace 10 años debido a la  política antidrogas que promovía la fumigación aérea. Esto termino contaminando la tierra y obligo a muchos campesinos a buscar otras alternativas.

El Sacha Inchi es una enredadera que necesita de tutores (otros árboles o palos) para que pueda crecer. Da cosecha todo el año y una mata puede durar hasta 10 años.

La semilla se recoge cuando pasa de color verde a color café. Se requiere de una máquina para quitarle la cascara. Se deja secando al sol y cuando ya está lista para procesar, se le remueve una segunda cascara.

Luego de selecciona a mano las mejores semillas (según color y textura) y estas se tostan en un horno de pan por 2-5 horas (dependiendo de la humedad).

Otra opción es prensar las semillas y extraer aceite, el cual es consumido crudo y en cucharadas para bajar la presión arterial.

En ambos casos, la materia residual es utilizada como abono o concentrado para peces.

El productor en general está asociado y existen tres empresas grandes que compran la semilla y se encargan de transformar el producto. Vimos mucho interés por parte de los campesinos en querer cultivar productos diferentes, pero como siempre el gran reto que tienen es como llegar a mercados rentables.

Apróposito, tratamos de tomar jugos de frutas locales y nos fue imposible. Sólo venden gaseosas, jugos procesados y, en el mejor de los casos, jugos naturales hechos con frutas cultivadas en otros departamentos.

Anuncios